Avena, una moda poco saludable?

Feb 26, 2024 | 0 Comentarios

Un poco de historia

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuando comenzó a formar parte de la historia humana, se cree que al principio fue solo un «yuyo» que crecía entre las plantaciones de trigo y cebada. Y que no fue una especie de primera importancia para los humanos, sino que se destinaba a alimento de animales y se rescataban usos medicinales.

Su origen se sitúa en Asia y su domesticación comienza cuando comienza a viajar junto con el trigo y la cebada a Europa  del Este y Central, Ecandinavia, este de los Balcanes para luego extenderse al Mediterráneo y especialmente a todo el Reino Unido.

El uso y la moda

Como sucede con casi todos los cereales (y si buscamos mucho todavía podemos encontrar lugares donde se mantienen estas tradiciones), el remojo y la fermentación formaban parte natural del proceso de trabajar y cocinar con ellos. Tal vez por intuición, sin tener demasiada información de los beneficios que eso tenía para nosotros. Sucedía con los panes, que se fermentaban previo a la aparición de la levadura comercial. Lo que ahora parece la moda cool de la masa madre era en realidad como se trabajaban las harinas muchos miles de años antes de que la industria se metiera en el medio.

La avena se utilizaba de esta misma manera. Remojo, fermentación, cocción. Y era la base de muchas prepraciones y recetas en el centro/norte de Europa.

Como nos viene sucediendo con la mayor parte de los alimentos, la industria metió la cola. La aparición de la avena instantánea y la idea de que viene lista para usar acompañada de un contexto donde cada vez más nos vemos apremiados por la falta de tiempo y las promesas de este alimento nutritivo, saludable y que no necesita coccíon o con un breve tostado es suficiente, hacen el combo perfecto.

Y así la avena se fue convirtiendo es un ALIMENTO SALUDABLE DE MODA para incorporar a cualquier tipo de receta.

No hace mucho que se empezó a escuchar la necesidad del remojo, la diferencia entre la avena tradicional e instantánea y lo necesario de la coccíón, ya que este cereal, como los demás, contiene almidones que necesitamos cocinar para digerir de manera correcta.

Las precisiones sobre el proceso de pre cocción que tiene la avena son bastante inciertas. Quienes aseveran que puede consumirse así como viene suelen ser las mismas marcas que las comercializan vendiéndonos recetas express y sin cocción saludables que nos enganchan. La información es confusa y yo sobre este tema fui decidiendo basarme en información que aportan personas que me generan confianza como Alex o Flor, y en experiencias propias. Incontables relatos he oído sobre «me cae mal la avena». Pues hay altas chances de que la estés usando mal. Y relatos de mejoras notables cuando el remojo (idealmente la fermentación) y la cocción aparecen.

En mí particularmente, que me encanta la avena y que prefiero elegir la tradicional, noto mucho la diferencia cuando hago prepraciones sólo cocinándola que cuando sumo la fermentación previa. Es sensible la diferencia.

A todo esto, no me quiero olvidar de decir que la avena, los copos de avena, como más la conocemos, no viene así de la planta, sino que es un grano, entero, proveniente de una gramínea, como el arroz o el trigo. Esos granos una vez descascarillados se pasan por una máquina que los aplasta y genera esas hojuelas, copos o rolled oats. Les dejo unas fotos ilustrativas, lo granos y en la segunda foto la avena tradicional y la instantánea.

                                           

Y qué pasa en la cocina

Bueno, acá viene el temita. Porque si tenemos que pensar en humedecer la avena para remojarla o fermentarla, medio que se nos desacomoda toda esa estructura que tenemos armada donde metemos avena cruda en cualquier lado, para hacer barritas, overnight oats o hacer galletitas que van al horno 10 minutos.

Pero tiene solución. Sólo tenemos que entender como usarla de esta manera y elegir cuál es la mejor forma de fermentarla según lo que queramos hacer. Para empezar, te dejo algunos links de recetas que ya tengo subidas y que son simples para que vayas practicando…

Pan chato de avena

Pan de avena y zanahoria

Granola fermentada sin azúcar

Bocaditos de avena y chocolate

Paqueque invertido de avena

Galles de avena y limón

Además de todo esto…

Pueden también ver este video que dejé en nuestro canal de You Tube, muy completo, sobre este mismo tema.

 

Artículos relacionados

Comentarios

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Talleres