Oda a la fainá

Sep 5, 2023 | 0 Comentarios

Cosa más argentina, imposible. Deliciosa. Simple. Dos ingredientes. Un mezcla líquida que no entendemos cómo, se convierte en esa masa del bien, que además de ser protagonista por si sola, podemos reconvertirla de muchas maneras. En pequeños bocaditos tipo snack, en pizza agregándole toppings, sumándole vegetales a la masa para enriquecerla. Es un viaje de ida.

Y aunque la fainá llegó hace rato a las redes y a nuestras casas (porque digamoslo… hasta hace un tiempo atrás poca gente hacía fainá en la casa, la comías en la pizzería y listo!) siempre me encuentro con gente que todavía se sorprende que hacerla en casa pueda ser tan simple. Y además, económico. Por eso, más que merecido este espacio.

Esta preparación nos llega de mano de los inmigrantes italianos. La fainá (farinata para ellos) como nosotros la conocemos viene del norte de Italia. Pero la harina de garbanzos es un ingredientes muy utilizado por esas tierras y mientras vivimos en Sicilia pudimos comprobar que hay otras formas de usarla y consumirla. Por ejemplo, los panelle, tan populares y una fija del #streetfood palermitano. Para los panelle la harina de garbanzos se cocina con agua como si fuera polenta. Se extiende bien finita en placas. Se cortan cuadraditos y se fríen. Y eso se come así, con limón, tipo snack, o como todo lo que hacen los tanos, se mete entre dos panes y se convierte en un panino. Si si, así como lo escuchan, pan relleno con harina de garbanzos. Ahora, puedo decirles que es riquísimo, pues claro que lo he probado.

Nuestros hermanos uruguayos también consumen fainá, y es bien diferente a la nuestra. Más finita y crocante.

Esa misma versatilidad de este producto hace que podamos mezclar harina de garbanzos y agua y hacer unos panqueques al toque, sin huevos ni lácteos. 

También nos ayuda a ligar preparaciones veganas, como una tortilla de papas. 

Pero vamos a lo que nos compete hoy. La FAINÁ como nosotros la conocemos.

Para una fuente tamaño pizzera necesitamos:

350g harina de garbanzos

Entre 850cc y 1 litro de agua

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Mezclar la harina con el agua, agregándola de a poco y mezclando con un batidor de mano, para evitar grumos. Acá viene el reposo. Y para mí una parte clave del proceso. Lo ideal es que la masa descanse para que la harina se hidrate bien y el resultado final sea mejor. Yo la dejo toda la noche. Incluso, podés dejarla fermentar, dándole una nota de acidez muy interesante. 

Sino, dejala al menos 1 hora. 

Antes de seguir, prendé el horno. La otra clave. El horno tiene que estar caliente y la fuente donde vayas a poner la mezlca, igual de caliente que el horno. 

Ahora sí, condimentá la mezcla con sal, pimienta y un buen chorro de oliva. Sacá la fuente del horno, agregá aceite y volcá la mezcla. Esto es lo que va a ayudar a que no se te pegue.

Hornear los primeros 10-15 minutos en horno fuerte, unos 220ºC. Luego bajar a 180ºC y hornear unos 40 minutos más. Dorada por fuera, cremosa por dentro. Al enfriarse, se pone más firme.

La pueden congelar, si!

Sola es deliciosa, pero hay alternativas fantásticas: 

Convertirla en pizza, claro. 

Agregarle a mitad de cocción por encima, cuando todavía la mezcla está semi líquida, unas cebollas bien finitas y condimentadas y unos cherries al medio. Gloria.

Sumarle, a la mezcla en crudo, vegetales. Una combinación simple y que me encanta es agregar 1 zucchini y 2 zanahorias ralladas finitas, un poco de orégano, y en este caso, resto algo de agua…a ojo nomás. Queda una especie de tortilla llena de verduras. Delicia total.

Funciona excelente como vianda.

Podés probarla con harina de arvejas, misma receta, queda fantástica. 

Ponele limón, como hacen los tanos con los panelle. Le sube varios niveles a la experiencia. 

Acá una versión con zanahorias.

Incorporá harina de garbanzos a tu alacena. Vas a poder darle muchísimos usos!

Artículos relacionados

Comentarios

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Talleres