Torta de peras y almendras con historia

Sep 4, 2023 | 0 Comentarios

Esta es un de esas recetas que me acompaña hace largo rato. No la hago seguido, pero sé que puedo recurrir a ella cuando quiera. Se porta muy bien con unos ricos mates. Tiene cierto glamour que le dan las almendras y esas peras que espían en la superficie, asi que es un gran recurso cuando “hay que llevar algo”. Pero también es gauchita y se deja hacer rectangular para cortar cuadrados y llevar de picnic. Ni hablar si queremos acompañarla con un crema, salsa o helado y que protagonice el postre.

Si me preguntan, no tengo ni la más remota idea de dónde salió esta receta. Pero sí sé que la vengo trayendo desde mi primer emprendimiento, allá por el 2005, con tiernos 25 añitos. Ohana. Un rincón hermoso cerca de las Barrancas de Belgrano. Con Gime, mi socia, también cocinera, casi prima, nos embarcamos en esa. Nuestros viejos se embarcaron con nosotras. Pienso a veces que ellos tenían más ganas que nosotras de tener un local gastronómico. Hacíamos de todo en Ohana. Mucha pastelería, almuerzos de oficina. Luego noches de tapas. Demasiado tal vez? Podría ser. Ahora con más años de emprender encima diría que sí. Pero quién nos quita lo bailado. Fue un proyecto hermoso y el inicio de un camino repleto de aprendizajes. 

Bueno, la cuestión es que ahí vendíamos esta torta. Y desde ahí mi adoración. Claro, la comida y los recuerdos. Esta torta, como algunas otras recetas que sigo llevando de viaje, me hace acordar a Ohana. A un tiempo, a una Martina, a una etapa. Y es difícil disolver esos lazos. Pero yo creo que a ustedes también les puede enamorar.

A lo largo de estos años le hice algunos cambios que no hicieron mella en su maravillosidad. Menos azúcar. La posibilidad de hacerla sin gluten. Por supuesto, pueden elegir otra fruta. Pero créanme que las peras le van fantásticamente.

Es fácil. Un poco menos rápida pues las peras necesitan un ratito de dedicación. Pero bien lo vale. Rica? Siempre. Ya sabés que #elsabornosenegocia

RECETA

4 peras grandes

200cc agua

100g azúcar

100cc vino blanco (ideal torrontés, o el que tengas)

300g manteca pomada o ghee o aceite de coco

150g azúcar rubia o mascabo

Ralladura de 1 naranja y  ½ limón

4 huevos

150g harina de almendras (o almendras molidas, claro)

150g harina de maíz gruesa (polenta)

100g harina integral (puede ser una mezcla de harina de arroz + fécula de mandioca o almidón de maíz)

Pizca de sal

2cdtas panzonas de polvo de hornear

Para las peras, poner a hervir agua con el azúcar y el vino. Cuando hierve agregar las peras (no demasiado maduras) peladas, cortadas al medio, sin semillas ni cabito. Cocinar 10 minutos. Retirar y dejar enfriar el líquido.

Batir la materia grasa con el azúcar y la ralladura hasta obtener una crema. Ir agregando los huevos de a uno y batiendo.  Aparte, mezclar todos los secos. Agregar a la mezcla húmeda e ir integrando con espátula. Colocar toda la mezcla en un molde de 24cm engrasado y enharinado. Colocar por encima las mitades de peras sin hacer demasiada presión, apenas enterrándolas ½ cm, porque sino la torta cuando crezca las va a tapar, y queremos que se luzcan!

Cocinar en horno pre calentado a 180ºC hasta clavar un palillo o cuchillo y que salga limpio. Si querés, mientras todavía esta tibia, podés humedecer con el líquido de cocción de las peras. Dejar enfriar y a disfrutar!!!

DATITOS

Si cocinar antes las peras te desmoraliza y te invita a evitar esta receta, te cuento un secreto…podés cortarlas en cubos y mandarlas así crudas sobre la mezcla. La torta queda deliciosa igual.

No probé hacer esta receta vegana. La masa es bastante pesada, me da dudas que funcione sin huevos. Capaz resulta pero sale menos esponjosa. Si probás, contame que tal sale!

La harina de maíz (polenta) aporta una textura hermosa, ese es básicamente su rol. Si no la querés usar o no conseguís, podés poner más harina de almendras o más harina de arroz o de trigo. No hay problema.

Si querés jugar con el almíbar, podés saborizarlo. La canela le queda hermoso a esta torta. También podrías hacer las peras al vino tinto. Podría quedar interesante. 

Al tener bastantes huevos, todavía podés reducir más la cantidad de azúcar, se la banca. Si hiciste mi clase de HARINAS Y ENDULZANTES seguro ya lo suponías 😉

Sin más preámbulos, sólo me queda decirles que la prueben.

Coman rico. Martu.

Artículos relacionados

Comentarios

0 comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Talleres